Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
aceptar

Descalcificadores

Hay 3 productos.

¿Se te ha presentado esas pequeñas formaciones de piedra en los grifos de tu hogar? Todos esos depósitos que se forman son impurezas que vienen en el agua y no son otra cosa que la cal utilizada para ablandar el agua y eliminar sales minerales como el magnesio y el calcio y diversas toxinas.

Para evitar que tus tuberías se vean afectadas por to...

¿Se te ha presentado esas pequeñas formaciones de piedra en los grifos de tu hogar? Todos esos depósitos que se forman son impurezas que vienen en el agua y no son otra cosa que la cal utilizada para ablandar el agua y eliminar sales minerales como el magnesio y el calcio y diversas toxinas.

Para evitar que tus tuberías se vean afectadas por todas estas impurezas, es necesario que cuentes con un descalcificador de agua. No solo evitarás que aparezca todos estos residuos, también impedirás que se dañen tus electrodomésticos, envases o cualquier otro elemento o aparato que tenga contacto con el agua.

¿Cómo es el proceso de descalcificación?

La descalcificación se logra gracias al proceso químico de intercambio iónico, el cual con ayuda de una resina se encarga de atrapar las partículas de magnesio, calcio y otras partículas tóxicas que se encuentran en el agua.

Una vez que la resina está totalmente cubierta por las partículas que se quieren sacar del agua, esta debe ser regenerada con sal. Una vez deshecho el exceso de partículas, la resina puede ser utilizada nuevamente para volver a descalcificar el agua.

¿Cómo son los descalcificadores?

Un descalcificador es un aparato que está constituido por una botella de poliéster y recubierta con fibra de vidrio la cual contiene la resina encargada de hacer el proceso químico de ionización. Unido a esta botella, se encuentra una válvula por la cual se conecta al resto del sistema.

Aparte tiene un tanque de sal y un cilindro el cual contiene el sistema de aspiración, el cual cuenta con una boya de seguridad a los fines de medir la cantidad de agua que ingresa y así no se desborde.

¿Para qué es necesario un descalcificador?

Existen múltiples beneficios por lo cuales deberías descalcificar el agua de tu hogar. No solo te ayuda en la salud de tu familia y tuya, sino en los diversos usos que haces cotidianamente.

En materia de salud, cuida la piel de las personas, especialmente aquellas que tienen una piel muy sensible como los bebés.

El agua al no tener elementos corrosivos o exfoliantes, ya no sentirás asperezas en tu piel ni en tu cabello, teniendo este último sedoso. De hecho, esta diferencia la sentirás en la ropa y ya no tendrás la necesidad de usar suavizantes, lo cual ayudará a la economía de tu bolsillo.

Así uses filtro, el sabor del agua cambia por la calcificación, así que el proceso de descalcificación quita el mal sabor. Incluso el cambio de sabores lo sentirás cuando prepares tus alimentos y bebidas como el café o el té.

También te olvidarás de las manchas o acumulaciones de piedra en tu vajilla, lavabo o cualquier otro sitio que tenga contacto con el agua.

Al no tener estas calcificaciones, electrodomésticos como la cafetera, la tetera, la lavadora, entre otros, tendrán una mayor vida de utilidad.

¿Se debe descalcificar toda el agua que corre por el hogar?

Se aconseja descalcificar la mayoría del agua de tu hogar, con especial énfasis a la que consumes. Para que puedas disfrutar de las ventajas de la descalificación, también se recomienda realizar este proceso en el agua que corre por los grifos del lavabo, ducha, lavaplatos y el grifo que se encarga de surtir de agua a la lavadora.

Durante el proceso de descalcificación se consume mucha agua a los fines de activar las resinas y remuevan todas las partículas nocivas. Por lo tanto, el único lugar que no se recomienda utilizar este proceso es con el agua que corre a través del inodoro, debido a que sería una pérdida de recursos.

¿Cómo se debe escoger un descalcificador?

Básicamente debes escoger un descalcificador en función a la cantidad de agua que consumes a la semana, así como la dureza que tenga este líquido en tu hogar. De hecho, para calcular el modelo de descalcificador que necesita, se aplica la siguiente fórmula:

 de agua a la semana * ºhF de la dureza del agua /6= litros del descalcificador a necesitar

La cantidad de agua consumida puedes verificarlo en tu factura del agua y la dureza del agua la puedes verificar en la siguiente imagen:

Mapa_Dureza_Agua

  • Agua blanda: De 0 a 5ºhF o inferior a 50mg/l.
  • Agua ligeramente dura: Entre 5 y 10ºhF (entre 50 y 100mg/l).
  • Agua dura: Entre 10 y 20ºhF (entre 100 y 200mg/l).
  • Agua muy dura: Más de 20ºhF (más de 200mg/l).

Para que se te haga más fácil de visualizar esta ecuación, te damos unos ejemplos prácticos para que los puedas comparar con tu núcleo familiar:

  • Si tu familia la compone 3 personas, consumen a la semana 2100 litros de agua y se encuentran en una zona de agua dura, es necesario que adquieras un descalcificador de 10 litros.
  • Si la misma familia consume la misma cantidad de agua antes mencionada, pero se encuentran en una zona de agua muy dura, necesitan un descalcificador de 15 litros.
  • Si es una familia de 5 personas, que consumen 3500 litros de agua a la semana y la dureza del agua es muy dura, deben comprar un descalcificador de 20 litros.
  • Si en el último ejemplo solo varía que la dureza del agua es alta, con descalcificador de 15 litros bastará.

Fuente de la imagen

Más
Mostrando 1 - 3 de 3 items
Mostrando 1 - 3 de 3 items
confianza onlinevisamastercardaplazamepaypal